Pensar Lo Pensado | Crítica a algunos versos de mi poesía
9
post-template-default,single,single-post,postid-9,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Crítica a algunos versos de mi poesía

Gladys Mesa y Lohanis Mesa
Cuabanas

Nubes
Mi colección es de nubes desafiantes
Nubes de la Patagonia
Tan negras en verano como invierno
Y en época estival algo amistosas
Se parecen tus nubes a las mías
Profundas, enérgicas, soñadoras.
La diferencia es
Que invitan a tomar un mate amargo
Al lado de un fogón
Ah!, el fuego,
Solo en la Patagonia se sabe
lo que acompaña el fuego
Lo que de vida tiene.

         OBSERVACIONES
Hemos analizado su obra en profundidad y hemos llegado a las siguientes conclusiones, que no necesariamente son absolutas:
Poema Nubes página 29. Se observa un lazo fuerte con La Patagonia, el suelo natal.  Se evidencia en las referencias a ese lugar.  Las Nubes tan presentes en esos espacios abiertos son un nexo que lo hace evocar desde el sur del mundo, las de  otras latitudes muy queridas donde vivió intensas pasiones. 
Se observa un suave erotismo cuando utiliza la palabra fuego.
PÁG. 23
Laberinto
Viví oculto en las entrañas de la tierra
Encarcelado en habitaciones no vinculadas
En un mundo circular de analogías
Desconociendo sus infinitas posibilidades.
Encerrado como un minotauro
Me socavaba desde mi propia vida
Pero los ojos sensibles de mis manos
Te descubrieron como Ariadna
Transformando con tus hilos mágicos
Estos muros paralizantes
en laberinto de amor.
Apareció entonces el mundo
Con todas sus habitaciones
Me transformaste en mi propio redentor
Al introducirme en tus galerías
De besos caricias y piel
A un universo lleno de palpitaciones
Te presentí como Ofelia
Embajadora en tiempos de horror,
De mi alma castigada, liberada
hacia cruces realesvirtuales
Fuiste foco en mi transmutación 
la luminizacion de mis emociones
Permitiéndome conocer nuevos
Espacios
Y las verdaderas dimensiones de un laberinto
 Transformado en totalidad
  
Laberinto página 23.
En este poema se sienten los horrores de un tiempo pasado, que  aún persiste. Hay un personaje un tanto misterioso que lo libera de ese  laberinto, que puede ser  tanto la cotidianeidad como los recuerdos de ese pasado, como Ariadna la del mito griego. ¿Acaso esta habrá sido  abandonada por el autor al igual que lo hizo Teseo en la isla de Naxos?

Por otro lado se aprecia que la libertad puede ser alcanzada en algo tan elemental como lo es el sexo, y puede ser perdida aunque creamos que somos libres, pues la libertad puede llegar a ser una actitud mental. 
Jaime Yanes Guzman
[email protected]
Sin comentarios

Publicar comentario